El videojuego`A place for the unwilling´, finalista de los premios Gamelab con dos nominaciones

1 de julio de 2020

Este proyecto, en el que colaboraron David Alonso y Fernando Cámara, logró nominaciones en las categorías a “Mejor idea original” y “Mejor narrativa” .

 

Los coordinadores del área de cine de CEV David Alonso y Fernando Cámara  han colaborado en el videojuego `A place for the unwilling´ (Apixel Games), que fue nominado como finalista de los premios Gamelab en las categorías de “Mejor idea original” y “Mejor Narrativa”. Estos galardones son los más prestigiosos de los videojuegos y premia a los mejores desarrollados en España. La actual edición se celebró de manera virtual el pasado 25 de junio.

En este proyecto, David Alonso y Fernando Cámara colaboraron en la definición literaria de los personajes junto a más autores de novela del género. Todo comenzó cuando Ángel Luis Sucasas, novelista y guionista de videojuegos les ofreció algunos escritores de literatura de terror colaborar en el desarrollo de los personajes de un videojuego con el aroma de H. P. Lovecraft. “Ángel Luis ya había creado una galería de personajes que fue repartiendo para que cada escritor se dedicara en detalle al backstory y particularidades de cada personaje asignado”, detalla Fernando Cámara.

 

Una historia plagada de misterio y aventuras

 `A place for the unwilling´ es una particular aproximación al territorio Lovecraft. Una aventura narrativa ambientada en los últimos 21 días de una ciudad moribunda. Cada decisión tomada dará forma al entorno y al destino de la ciudad. Decide qué explorar y a quién conocer. Habla con diferentes tipos de personajes, desde políticos misteriosos hasta niños anarquistas. También trabaja como comerciante, socializa, explora la ciudad y juega un papel en la jerarquía de la ciudad. Todas las aventuras forman las curiosas historias y los terribles secretos de este juego narrativo ramificado.

Y es que `A place for the unwilling´ combina la profundidad narrativa y la exploración de Sunless Sea con la curiosa configuración de Majora’s Mask. Estamos ante una rica experiencia narrativa en la que las opciones de los jugadores cuentan de verdad, ambientadas en un mundo dickensiano de color y pesadillas.

 

 

Para el desarrollo de este proyecto y la definición literaria de los personajes, Fernando Cámara habla sobre los aspectos propios del universo de los videojuegos. “Al ser todos autores de género, conocíamos perfectamente el universo Lovecraft y no era complicado nutrir de trama y particularidades a los personajes”.

A pesar de lo que pueda parecer, la narrativa de los personajes en los videojuegos no dista demasiado de su creación para el cine: “No ha sido algo muy lejano a la forma en que se trabaja el backstory de personajes en cine ya que se trata de generar sucesos previos a la historia para que luego salgan a la luz durante la historia presente. Es decir, plantar atrás para recoger luego, que es la base de cualquier relato, ya sea literatura, cine o videojuego, en el caso de los personajes”, detalla.

 

Un proyecto ilusionante

Desde la perspectiva de guionista, David Alonso cuenta que “fue una experiencia muy interesante porque mezclaba la oportunidad de trabajar en desarrollo de personajes, que suele ser de lo más «desafiante», con el hecho de que estás escribiendo para un engranaje mucho más grande. En un momento del desarrollo en el que todavía no sabes cómo va a interactuar ese personaje con los demás. La interacción de unos personajes con otros es una clave fundamental de la mecánica del juego”.

Como grandes profesionales con amplia experiencia en el cine, Fernando Cámara y David Alonso han disfrutado colaborando en este apasionante proyecto. “Lo más interesante ha sido trabajar con escritores muy interesantes como Emilio Bueso, Ismael Martínez Biurrun, Rubén Sánchez Trigos, antiguo alumno de CEV, por cierto”, explica. Por su parte, David Alonso detalla que es muy interesante como opción de juego para un tipo de jugador determinado que pueda estar interesado en otras «formas narrativas».

 

 

Gran aceptación del universo gamer

A punto de cumplir un año desde su lanzamiento, el videojuego ya ha dejado muy buenas sensaciones en el mercado. Los que ya han disfrutado de él hablan como “un juego diferente”, “con una ambientación y un diseño artístico increíbles”, “espectacular trama de juego” hasta denominarlo como “imprescindible”. Con las opiniones de los auténticos gamers coincide Fernando Cámara: “nos encanta el diseño del juego, el estilo visual y su relato misterioso. Además, ¡a mis niños le ha encantado!”. Sin duda `A place for the unwilling´ es un videojuego que no deja indiferente a quienes ya lo han jugado.